Fortnite: Riesgos en la Privacidad Digital

Fortnite y la privacidad digital

Introducción

En la era digital, nuestros niños y adolescentes están inmersos en un mundo de juegos online, siendo Fortnite uno de los más populares. Sin embargo, detrás de la emoción de las batallas virtuales, existe un tema crucial que a menudo pasa desapercibido: la privacidad digital. En esta entrada de blog, exploraremos cómo la experiencia de Fortnite puede ser un terreno que sirva para educar sobre la importancia de proteger nuestra información en la red.

¿Qué es Fortnite?

Fortnite es un popular videojuego online desarrollado por Epic Games, Inc. lanzado por primera vez en 2017. Es un juego de acción y supervivencia en el que los jugadores se enfrentan entre sí en un entorno de mundo abierto, con la capacidad de construir estructuras defensivas y ofensivas. El juego se destaca por su estilo gráfico único y colorido, así como por su jugabilidad altamente competitiva y su constante evolución a través de actualizaciones y eventos online. 

El videojuego ofrece varios modos de juego, pero el más popular es el modo Battle Royale, en el que hasta 100 jugadores compiten para ser el último en pie mientras se enfrentan en una isla y se ven obligados a moverse hacia una zona segura a medida que el juego avanza. Además, el juego presenta elementos de cooperación y trabajo en equipo, lo que lo hace atractivo para una amplia gama de jugadores de todas las edades.

Entendiendo los servicios como sus videojuegos. Epic Games afirma que sus servicios no están dirigidos a menores de 13 años.

La privacidad digital en Fortnite

Desde la configuración de la privacidad en el juego hasta el manejo de la información personal. Fortnite es una plataforma que comparte y utiliza los datos de los usuarios, que en su mayoría son menores de edad, siendo estos pocos conscientes de su huella digital.

La compañía Epic Games, Inc. divide dividen los tipos de datos que recopilan sobre nosotros en tres categorías principales:

1.  Datos que facilitamos los usuarios: Dependiendo de las funciones e interacciones que tengas con Epic Games, deberás proporcionarle ciertos datos para poder usarlas. Por ejemplo, la idea más básica en este sentido, es que para crearte una cuenta deberás darles datos como un nombre de visualización público, contraseña, el país en el que vives y una dirección de correo electrónico. Y, si quieres realizar una compra, tendrás que facilitarle datos como el número de tarjeta y la fecha de caducidad.

 2. Datos que recopilan de forma automática: Hay cierta información que guardan automáticamente al acceder o usar los servicios de Epic Games. Estos datos normalmente se asocian a tu cuenta o perfil e incluyen: información de uso y estadísticas sobre tu interacción con los servicios de la compañía, incluido la aplicación que hayas utilizado, el juego al que hayas jugado o cuánto tiempo lo has usado.

3. Datos que recopilan de otras fuentes: En algunos casos también reciben información sobre nosotros de proveedores de servicios y terceros. Por ejemplo, hay algunos desarrolladores externos que te permiten utilizar su cuenta de Epic Games para iniciar sesión en su servicio.  Si decides vincular tu cuenta a tus redes sociales como Facebook, si interactúas con un anuncio de uno de los Servicios de Epic en un sitio web o servicio externo, la empresa que gestiona ese sitio web o servicio puede compartir cierta información con Epic Games.

Por último, cabe señalar que dado que los juegos de Epic Games, como Fortnite, se basan en una competencia justa y equitativa, tienen ciertas prohibiciones en cuanto a estafas, piratería informática y robo de cuentas o cualquier otra actividad fraudulenta. Para lo cual, pueden recopilar y analizar datos sobre tu ordenador o software para detectar trampas y proporcionarlas a proveedores de servicios que luchan contra estas irregularidades.

¿Para qué usa Fornite mis datos?

  • Crear, verificar y gestionar cuentas de usuario y características;  
  • Proporcionar los servicios de Epic Games , así como soporte y asistencia para ellos, lo que incluye responder a consultas, procesar transacciones o solicitudes, y comunicarse con los usuarios (como, por ejemplo, enviando mensajes y actualizaciones de servicio y relacionados con la cuenta).
  • Promocionar los servicios de Epic Games, incluida la gestión, personalización y medición de la eficacia de anuncios, ofertas promocionales, encuestas y eventos.
  • Gestionar pruebas alfa, beta o de acceso temprano (y recopilar comentarios).
  • Llevar a cabo análisis de datos.
  • El cumplimiento de sus obligaciones legales o contractuales y la aplicación de sus términos. 
  • Asegurar los servicios de Epic como, por ejemplo, detectar fraude y proteger a la empresa y a otros usuarios de acciones ilegales o perjudiciales.  

¿Con quién comparte mis datos?

  • Con socios de consolas y plataformas.
  • Con otros desarrolladores de juegos.
  • Otros usuarios.
  • Proveedores de servicios.
  • Cuando Epic Games crea que debe cumplir con la ley o protegerte a ti, a Epic u otro.
  • Con otras entidades de Epic.
  • Relación con ciertos tipos de transacciones corporativas.
  • También pueden compartir datos que no te identifiquen con terceros, incluidos datos agregados o anonimizados. 

Fortnite, aunque ofrece una experiencia emocionante y envolvente, también sirve como un recordatorio crucial de los peligros inherentes a la privacidad digital. A través de la interacción online y la exposición a una comunidad global de jugadores, los usuarios, especialmente los jóvenes, están expuestos a riesgos como el acoso, el robo de identidad y la explotación de datos personales.

Es fundamental que las familias, profesores, coordinadores de bienestar y responsables de la comunidad reconozcan la importancia de educar a los jóvenes sobre cómo proteger su privacidad en internet mientras participan en juegos como Fortnite. Esto implica enseñarles a configurar adecuadamente las opciones de privacidad, ser conscientes de con quién comparten información y entender los riesgos de interactuar con extraños en el mundo virtual.

Al abordar estos peligros de manera proactiva y educativa, podemos ayudar a los jugadores más jóvenes a navegar de manera segura y protegerse a sí mismos de posibles amenazas.